El Inter de Milán está buscando efectivos para su plantilla tras la marcha de varios jugadores. El traspaso de Jeison Murillo al Valencia deja en la línea defensiva un importante hueco que es necesario rellenar realizando la contratación de un nuevo defensa. El objetivo es Shkodran Mustafi, según afirma la ESPN.

Todo apunta a que la operación sería factible ya que Arsène Wenger vería con buenos ojos la marcha del jugador. El técnico francés considera que, incluso con la marcha de Paulista y Mustafi, la posición está bien cubierta dada la vuelta de Per Mertesacker y la aparición de Rob Holding.

Mustafi fue suplente ante la derrota del Arsenal en la última jornada liguera, dejando patente que no es una de las primeras opciones para el conjunto londinense. A pesar de que llegó el año pasado procedente del Valencia, el Arsenal ya piensa en su venta y el Inter de Milán sería su próximo destino.

La idea del combinado transalpino es lograr la cesión del defensa alemán incluyendo alguna opción de compra. No obstante, lo que tiene en mente el club de Londres es recuperar este mismo año la inversión de 35 millones de libras (casi 38 M€) que realizó el verano pasado. Habrá que esperar para ver si ambos clubes llegan a un acuerdo sobre el futuro del internacional germano.