El Inter de Milán es uno de los clubes que va a reforzarse durante el mercado veraniego de fichajes. La llegada de Antonio Conte al banquillo supondrá una inyección de moral para los nerazzurri, que han tenido un curso complicado de la mano de Luciano Spalletti. Dos nombres que están sobre la mesa son los de Edin Džeko y Nicolò Barella, todo ello con el propósito de reforzar el plantel para el curso que viene.

Igualmente, el Inter ha mostrado su interés en varios jugadores del Real Madrid. Uno de ellos es un viejo conocido en uno de los históricos de la Serie, ya que quieren lograr el regreso a Milán de Mateo Kovačić, que ha permanecido cedido en el Chelsea. De hecho, el croata ha ganado la Europa League de la mano de los londinenses.

Otro objetivo de los italianos en la Casa Blanca, según informa Corriere dello Sport, es Marco Asensio, quien ha estado en la sombra durante gran parte de la campaña en el Real Madrid. Parece que la llegada de Zinedine Zidane le ha otorgado cierta confianza que había perdido por el camino, aunque el fichaje de Eden Hazard es probable que le relegue a un segundo plano en el 13 veces campeón de la Champions.

Tampoco se puede pasar por alto la incorporación de Rodrygo Goes, que se unirá a la expedición merengue para realizar la pretemporada a partir del mes de julio. La parcela ofensiva de los blancos tiene overbooking, ya que hay que sumar a Vinícius Júnior, Gareth Bale, Isco Alarcón, Lucas Vázquez, Brahim Díaz o Mariano Díaz, sin olvidarnos de Karim Benzema y el recién arribado Luka Jović.