El Inter de Milán se frota las manos. El cuadro italiano, que durante el pasado verano se movió con presteza para cerrar algunas incorporaciones con las mejorar su plantilla, también cerró algunas salidas. Varias fueron a título definitivo y dejaron una cantidad significativa en las arcas. Sin embargo, otras marchas fueron por medio de una cesión… y es precisamente ahora cuando pueden dejar réditos.

Clara muestra es la información publicada por Tuttosport, fuente según la cual el combinado del Giuseppe Meazza tiene previsto ingresar 130 M€ en sus arcas. Y es que el buen rendimiento que están ofreciendo sus jugadores provocará que las escuadras en las que están cedidos desembolsen una cantidad significativa para hacerse con ellos a título definitivo.

En primer término se encuentra el caso del delantero argentino Mauro Icardi, que llegó como solución de urgencia al Paris Saint Germain y está exhibiendo un buen juego. Con dos goles anotados hasta la fecha, desde la dirección deportiva del conjunto de la capital francesa se tiene previsto poner sobre la mesa los 70 M€ en que se cifra la opción de compra de la que dispone.

Junto al internacional albiceleste se encuentra el centrocampista portugués Joao Mario, que se ha convertido en pieza importante del Lokomotiv de Moscú (7 partidos, 4 asistencias) y por el que los rusos pagaran 18 M€. Algo similar ocurre con Ivan Perisic (2 goles y 2 asistencias en 6 partidos en el Bayern Múnich) a cambio de 20 M€ y el brasileño Gabigol, que puede quedarse en el Flamengo por 22 M€.