Durante el pasado mes de enero el Tottenham se hacía con los servicios de Lewis Holtby sin esperar a que terminara su contrato con el Schalke 04 en junio de 2013. Así que el joven centrocampista alemán de 22 años se enroló en las filas del combinado londinense donde disputó 17 encuentros durante la segunda mitad de la temporada pasada.

Pero ahora su situación dentro del equipo de André Villas Boas ha cambiado, ya que este verano han llegado otros jugadores que se desenvuelven por la misma zona que el germano. Nacer Chadli, Erik Lamela y Christian Eriksen pueden dejarle sin sitio en el club de los spurs y ya se comienza a especular con la posibilidad de que haga las maletas en el mercado de invierno.

Itasportpress explica que su antiguo equipo, el cuadro de los mineros, y también el Inter de Milán, se han interesado por él. Especialmente importante parece, de acuerdo con este medio, el interés que ha mostrado la entidad nerazzurra por hacerse con sus servicios, ya que sería un jugador del agrado de Walter Mazzarri.