Tras una buena primera temporada en la que consiguió la Coppa de Italia, Rafa Benítez sabe que su Nápoles tiene una buena plantilla y que dispone de una gran ocasión para seguir haciendo historia con este club, que vive probablemente sus mejores años desde que se fuera Diego Armando Maradona.

Por eso los dirigentes del combinado del Stadio San Paolo se están esforzando este verano por traer objetivos de primer nivel como Michu. Ahora han aparecido dos nuevos nombres por la agenda de la entidad italiana, para mejorar en este caso su ataque y su centro del campo.

El primero de ellos es Morgan Schneiderlin, centrocampista de 24 años que viene de completar una excelente temporada con el Southampton. El galo jugó 36 encuentros y fue uno de los convocados por Didier Deschamps para el Mundial.

Por otro lado, de acuerdo con una información de CalcioMercato.it, tenemos a Klaas-Jan Huntelaar, el incombustible goleador holandés del Schalke 04. De acuerdo con este medio, el ex del Real Madrid podría regresar a la Serie A por unos 10 M€.