Pese a que el culebrón Neymar parece centrar toda la atención en esta recta final del mercado de fichajes, durante las últimas semanas estamos siendo testigos de otros seriales que se están alargando en el tiempo y cuya resolución todavía no se ha producido. Claro ejemplo es lo que está ocurriendo con el internacional argentino del Inter de Milán, Mauro Icardi.

Después de una complicada temporada pasada en la que llegó a estar apartado durante varias semanas, el desembarco en el banquillo de Antonio Conte ha confirmado esta tendencia y el futuro del jugador de 26 años se encontrará fuera de Milán. Tanto es así que desde el cuadro lombardo se trabaja en su salida desde hace tiempo.

Dos son las principales vías que se antojan como posibles para el jugador. Por un lado se encuentra el Nápoles, equipo que incluso ha alcanzado un acuerdo con el Inter de Milán a cambio de 65 M€. Sin embargo, el deseo del jugador es el de jugar en la Juventus, momento por el que ha dejado en stand by su decisión.

Ante esta situación, la Vecchia Signora trabaja en encontrar la fórmula que le permita convencer a un Inter de Milán que no quiere reforzar a un rival directo en la carrera por el Scudetto. Uno de los primeros pasos lo relata Tuttosport, fuente según la cual la Juventus acelera para encontrar acomodo a Mario Mandzukic y hacer hueco al argentino en sus filas. Otra cosa distinta será encontrar la cantidad de dinero suficiente que le permita obtener el “sí quiero” lombardo.