La pasada temporada, el joven Bruno Gomes viajó hasta tierras inglesas para someterse a un periodo de prueba con el Manchester United. Aunque el jugador logró llamar la atención del mismísimo Sir Alex Ferguson, la directiva no quiso precipitarse y pospuso su fichaje hasta que el futbolista alcanzase la madurez idónea para enfrentarse a la siempre complicada Premier League.

En principio, su contratación no corría peligro, puesto que los diablos rojos mantienen un acuerdo de colaboración con su actual club, el Desportivo Brasil. Sin embargo, en los documentos que vinculan a ambas entidades también figura que si un club supera cierta cantidad, el United perderá su opción preferencial.

Y según relata el Daily Express, actualmente existe un equipo decidido a gastarse lo que haga falta para contratarle. Se trata del Udinese, entidad que ya ha demostrado una capacidad considerable para captar talento al otro lado del Atlántico.

Con el fichaje del canarinho, los de Friuli pretenden cubrirse las espaldas ante la posible marcha del colombiano Luis Fernando Muriel, futbolista que durante los últimos meses ha sido vinculado con importantes escuadras inglesas.