«Con Ivan hablamos regularmente como hablo con todos los jugadores. Me gusta tener contacto con ellos. Ya sabe que cuando tenga capacidad económica el club, nos pondremos hablar. Ahora mismo no es el caso». Hace un par de semanas, durante una entrevista concedida a la Cadena COPE, el presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, dejaba claro que el club catalán no tiene intención de abordar la renovación de Ivan Rakitic.

Si a estas palabras sumamos el hecho de que los medios que siguen la actualidad azulgrana vienen explicando desde hace ya varios meses que la entidad no ve con malos ojos la venta del futbolista, no resulta en absoluto extraño que uno de los conjuntos que anhela su fichaje, el Inter de Milán, haya comenzado a dar pasos más que evidentes para cerrar su contratación.

Según cuenta hoy la Gazzetta dello Sport, dos de la cabezas más visibles del cuadro nerazzurro, su administrador delegado, Beppe Marotta, y su director deportivo, Piero Ausilio, viajaron recientemente hasta tierras catalanas para mantener una primera reunión con el conjunto catalán y mostrar su disposición a invertir unos 35 M€ en el fichaje del croata.

Aunque valoraron su propuesta, los dirigentes del Barça dejaron claro que la cantidad resultaba insuficiente, ya que pretenden obtener al menos 45 M€ con su venta. Pese a todo, el rotativo se muestra optimista y asegura que el acuerdo podría cerrarse en una cifra intermedia (40 M€ más variables). Igualmente, el medio explica que el Inter ofrecerá un contrato de 3 años de duración a un futbolista que aceptará su salida si el Barça se niega a mejorar sus actual contrato (finaliza en junio de 2021).