«Quiero jugadores que quieran estar aquí y quieran hacernos mejor equipo. Así que eso es simple desde mi punto de vista. A todos los jugadores que están aquí, no hablaré de nada hasta enero». Así se refería en las últimas horas Frank Lampard a la situación de sus jugadores con opciones de cambiar de aires en enero.

Y es que como sucede en todos los clubes importantes el Chelsea está pendiente del futuro de varios jugadores, siendo Olivier Giroud uno de ellos. El delantero de 33 años acaba contrato a final de temporada, pero se ha encontrado con poco espacio para jugar este curso.

Apenas ha participado en 7 encuentros y su salida se da por cantada, con varios pretendienes al acecho incluido el Atlético de Madrid. Cuenta no obstante ahora L’Equipe que la elección de este delantero se habría producido ya y tendría destino fijado.

Hablamos del Inter de Milán, club que quiere mejorar en el mercado de invierno su ataque para la segunda parte de la campaña, ya que Romelu Lukaku no termina de convencer.