Apenas un punto en 2 partidos. Ése el decepcionante arranque de temporada que ha firmado el Inter de Milán. Los nerazzurri confiaban en que la llegada de Frank de Boer resultase más productiva, pero lo cierto es que, hoy por hoy, el equipo sigue careciendo de la competitividad necesaria para pelear por el título de la Serie A.

Para tratar de echar una mano a su técnico, la directiva trata de sacar el máximo partido a la recta final del mercado de verano. De hecho, durante las últimas horas, el conjunto italiano ha confirmado el desembarco del mediapunta luso Joao Mario y el delantero brasileño Gabigol y sigue trabajando con ahínco en la búsqueda de nuevos refuerzos defensivos.

En este sentido, el conjunto lombardo ha tanteado, sin éxito alguno, tanto al suizo Stephan Lichtsteiner,(Juventus) como al transalpino Matteo Darmian (Manchester United), circunstancia que le ha llevado a valorar otras alternativas del calibre del galo Mathieu Debuchy (Arsenal) y el holandés Ricardo van Rhijn (Brujas).

Asimismo, y según completa Tuttosport, el Inter no descarta dar un impulso a su costado zurdo. Aquí el nombre que coge fuerza es el de Fabio Coentrao, carrilero luso que ha regresado al Real Madrid tras su cesión en el AS Mónaco. ¿Permitirá el cuadro blanco su salida antes de la medianoche?