El Inter de Milán se está mostrando especialmente activo durante el presente mercado invernal de fichajes. Con el claro objetivo de dar un paso al frente en la segunda mitad de campeonato y poder luchar por los puestos que dan acceso a competición europea, los de Roberto Mancini ya han dado los primeros golpes.

Concretamente, y según hemos venido informando, se trata de los desembarcos tanto del delantero alemán Lukas Podolski como del extremo suizo Xherdan Shaqiri, futbolistas que llegan respectivamente desde Arsenal y Bayern Múnich en calidad de cedidos, si bien los nerazzurros se guardan una opción de compra sobre el segundo.

Sin embargo, el equipo lombardo también podría decir adiós a algunas de sus piezas antes de que expire el mes de enero. Una de las posibilidades es la que cuenta con el centrocampista serbio Zdravko Kuzmanovic como protagonista. El futbolista de 27 años (17 partidos, 1 gol este curso), ha recibido los cantos de sirena del Hamburgo desde Alemania, posibilidad que no vería con malos ojos.

Otros de los nombres que tienen la puerta del club abierto, a tenor de lo que publica Tuttosport, son el delantero Pablo Daniel Osvaldo (cedido por el Southampton), los centrocampistas Yann M’Vila (cedido con opción de compra desde el Rubin Kazan) y Rene Krhin, así como el zaguero Ibrahima Mbaye.