Después de la noticia que ha sacado el diario Bild de manera reciente, confirmando la decisión de Thomas Muller (30 años) de abandonar el Bayern Múnich, al jugador le acaba de salir una nueva novia. El atacante alemán, tras una época grandiosa en Múnich, ha tomado la decisión de cambiar de aires. Sus condiciones ya no son las mismas que años atrás, por lo que se ha visto sometido a la suplencia. No obstante, el Inter de Milán ya ha comunicado que tiene interés en hacerse con los servicios del pronto ex bávaro. Ahora debe de ser Muller quien decida.

El Inter de Milán busca competir la Liga este año. Es cierto que la gran favorita es la Juventus de Turín, pero con la plantilla que está acomodando Antonio Conte no hay imposibles. Si a ello le sumas una posible adquisición de Thomas Muller, la cosa solo puede ir a mayores. Al alemán se le caen los goles, siempre ha sido un depredador en el área. Es una cualidad ofensiva que le puede venir muy bien a un ataque que tiene de referente a Romelu Lukaku. Si Muller termina por decantarse y coge el vuelo hacia Italia, la Juventus de Turín deberá empezar a tomarse muy en serio a uno de sus potenciales rivales de este curso. Aún más si cabe.

El interés del Inter de Milán por Muller no es nuevo. Según Calciomercato.com, durante el mercado de verano ya intentaron meter mano y desvincular al volante de la entidad alemana. Ahora las miras están puestas en el mercado de invierno, donde esperan encontrarse con un Bayern Múnich más decidido a dialogar para el traspaso. Puede ser este por lo tanto, el fin a trece años de Muller vinculado a los bávaros, con quienes ha logrado marcar 213 goles y repartir 26 asistencias en 557 partidos. En su vitrina quedarán un total de 15 títulos, entre ellos 8 Bundesligas y una Champions League.