Mejorar las prestaciones de su zaga. Ése es uno de los grandes objetivos que se ha marcado el Inter de Milán de cara al curso que viene. Aunque en la plantilla ya figuran dos centrales de la talla de Milan Skriniar y Stefan de Vrij, la directiva quiere sumar nuevas piezas que garanticen el mantenimiento del nivel defensivo en todas las competiciones que afronte la escuadra.

Por lo que se viene contando últimamente, los nerazzurri ya han garantizado el desembarco de Diego Godín, jugador que acaba contrato con el Atlético de Madrid este mismo verano, pero aún confían en reclutar a un segundo efectivo. En este sentido, y pese a que ya se han puesto sobre la mesa otras alternativas, el gran anhelo parece ser el danés Joachim Andersen (22 años).

En las últimas horas, el medio BT Sports Football ha retomado este asunto y ha indicado que la puja para hacerse con los servicios del jugador de la Sampdoria ha sufrido un par de variaciones significativas. La primera tiene que ver con el hecho de que el zaguero ha cambiado de agente. Tras romper con Soren Lerby, es la conocida empresa Stellar Group, la misma que representa a Gareth Bale, la que maneja su futuro.

La segunda, por su parte, está relacioanada con la entrada en escena de un nuevo pretendiente de nivel, el París Saint-Germain. Los galos también desean reforzar su retaguardia y se han sumado a una batalla en la que igualmente participan Tottenham, Manchester United y Juventus.