Antonio Conte ya ha detectado las primeras carencias de su escuadra. Aunque su trabajo está dando buenos frutos, el técnico italiano desea retocar un par de posiciones que, por la escasez de efectivos, podrían dar pie a diversos dolores de cabeza en la segunda fase del curso.

En principio, el gran objetivo que se ha marcado el Inter de Milán es el de reclutar un nuevo centrocampista, pero lo cierto es que el preparador también ha instado a la directiva a rastrear el mercado en busca de otro delantero que pueda compenetrarse con Romelu Lukaku y Alexis Sánchez y, de paso, minimizar los problemas derivados de sus posibles ausencias.

Tal y como cuenta CalcioMercato.com, los nerazzurri estarían encantados de dar la bienvenida a Thomas Müller, atacante que recientemente ha mostrado su deseo de cambiar de aires por el hecho de haber perdido bastante protagonismo en el arranque de la temporada. Eso sí, su salida del Bayern Múnich a mitad de curso se antoja complicada.

Detrás del germano comparece como segunda opción el italiano Kevin Lasagna. El punta, de 27 años, encara su tercera temporada con Udinese, conjunto con el que acumula 19 goles y 5 asistencias en 72 partidos oficiales. Aunque no es un goleador al uso, por su carácter y experiencia en el Calcio podría resultar muy útil para Conte.