Se avecina un periodo de cambios bajo los palos del Inter de Milán. El cuadro nerazzurro, que ha mejorado sus prestaciones durante las últimas semanas coincidiendo con el desembarco en su banquillo de Stefano Pioli, valora la posibilidad de reforzar su portería con vistas afrontar la temporada que viene.

Así, todo dependerá de lo que suceda con el futuro de un Samir Handanovic (32 años), futbolista que esta temporada acumula un total de 26 partidos y en torno a cuya salida se viene hablando largo y tendido desde hace meses. De este modo, y según apunta la Gazzetta dello Sport, tres son los nombres propios a los que se sigue con especial interés.

El primero es el del Mattia Perin, alternativa a Buffon y Donnarumma en la selección italiana y que a sus apenas 24 años tiene un largo y esperanzador futuro ante sí. Titular por cuarta consecutiva en las filas del Génova, el transalpino es también uno de los nombres propios habituales en las agendas de otros conjuntos importantes como el Nápoles. Junto al guardameta de la escuadra rossoblù, otras de las vías a seguir son Alessio Cragno (22 años y que defiende los colores del Benevento como cedido por el Cagliari) y Alex Meret, joven talento de 19 años cuyos derechos pertenecen al Udinese y esta temporada actúa como cedido en el SPAL de la Serie B.