El Inter de Milán está a la espera de certificar el final de la temporada para hacer lo propio también con los que deben ser los primeros planes en el nuevo proyecto nerazzurro. Y es que varios movimientos de primer nivel son esperados en el seno de la escuadra lombarda, comenzando por el banquillo.

Es el principal de todos. Antonio Conte es el gran favorito para tomar las riendas y según anuncia hoy Tuttosport lo hará con un salario de 10 M€ anuales firmando por tres temporadas. Casi nada. Y después tiene previstos algunos movimientos interesantes, como cambios tácticos que afectarán a la planificación en el mercado.

El italiano volverá a su clásica apuesta por la defensa de tres centrales y dos carrileros largos, lo que supondrá sacrificar a Ivan Perisic para hacer llegar a varios jugadores de banda con largo recorrido. Uno de ellos Robin Gosens, del Atalanta, de quien se ha hablado ya en otras ocasiones.

La marcha del citado extremo croata podría facilitar a su vez el fichaje de otro de los anhelos del preparador: Romelu Lukaku. El balcánico es del agrado del Manchester United y podría ser la llave para el delantero belga, que presumiblemente supliría a Mauro Icardi.