Fichaba el pasado jueves el Inter de Milán a Romelu Lukaku, petición expresa de Antonio Conte para la delantera que abre las puertas de par en par a Mauro Icardi. De hecho hoy vemos en la prensa italiana cómo el argentino parece haber captado el mensaje de que debe buscar salida.

El belga es sin duda el fichaje más caro y llamativo de los realizados hasta ahora por el cuadro nerazzurro, que se ha tomado muy en serio su nuevo proyecto. Tanto que ha decidido apostar por el entrenador que iniciara la tiranía de la Juventus de Turín en 2012, para acabar con el reinado en la Serie A de la vecchia signora.

Esto es lo que afirma hoy La Gazzetta dello Sport en su portada, de forma que el combinado lombardo va a superar la barrera de los 200 M€ en fichajes con ese fin. Y aspira a que su siguiente movimiento sea nada menos que Edin Dzeko, para completar su potencial ofensivo.

El bosnio podría costar alrededor de 22 M€, con lo que se superaría esa cifra en inversiones, después de haberse cerrado ya varias incorporaciones importantes como las del citado belga, Diego Godín, Matteo Politano, Nicolò Barella, Stefano Sensi o Valentino Lazaro. Ahora se esperan más movimientos justo en la recta final de este mercado…