Diez temporadas después, la que parecía eterna relación entre Esteban Cambiasso y el Inter de Milán podría llegar a su fin. La entidad nerazzurra pretende ampliar el contrato del veterano centrocampista, pero las peticiones económicas del jugador no entran en los parámetros económicos de la entidad.

Aunque el margen para alcanzar un acuerdo es aún bastante amplio, la directiva interista ha decidido cubrirse las espaldas e iniciar la búsqueda de un recambio. Y es aquí donde surge, según relata CalcioMercato.com, el nombre de Niklas Stark (18 años).

Mediocentro defensivo de corte clásico, el poderoso jugador germano (188 cms.) destaca también por su capacidad para participar en el juego de creación y su precisión con los envíos en largo, cualidades que le han servido para convertirse en uno de los nuevos referentes del Nuremberg (ha sido titular en los cuatro primeros compromisos de Bundesliga).

Eso sí, la entidad lombarda no es la única que se ha interesado por este joven talento. De hecho, la citada web señala que los ojeadores del poderoso Bayern Múnich tampoco pierden de vista a un futbolista que ya ha triunfado con las selecciones de Alemania sub’17 y sub’19.