La salida de Cristiano Ronaldo en dirección a Turín para enfundarse la elástica de la Juventus ha sacudido la actualidad del mundo del fútbol. El actual Balón de Oro, que deja 100 M€ en las arcas de un Real Madrid en el que ha hecho historia, desembarca en la Vecchia Signora con la intención de dar el salto calidad necesario a la escuadra italiana que le permita alzarse con la Liga de Campeones después de haber perdido dos finales continentales en los últimos años.

No se trata del primer fichaje por el que los juventinos invierten una importante cantidad este verano. Y es que hace apenas unos días –y también por mediación de Jorge Mendes- el campeón de la Serie A pagó nada menos que 40 M€ para cerrar la incorporación del lateral luso Joao Cancelo desde el Valencia después de su paso por el Inter de Milán del curso anterior.

A fin de equilibrar las cuentas entre gastos e ingresos, la Vecchia Signora tiene previstas dos salidas que espera cerrar en los próximos días. De concretarse –algo que se ve como muy factible en Italia- estas dos ventas supondrían un ingreso de 100 M€, precisamente la misma cantidad que se ha pagado por Cristiano Ronaldo. Estas dos marchas tendrían como destino un Chelsea donde se pondrían a las órdenes de Mauricio Sarri.

La primera es la del delantero Gonzalo Higuaín. El internacional argentino, fichaje más caro de la historia de la Juventus hasta la llegada de CR7, ha bajado notablemente sus prestaciones durante el pasado curso, lo cual podría abrirle la puerta de salida. Su aterrizaje en Stamford Bridge se cerraría en 60 M€. Junto al atacante también aterrizaría un zaguero. Concretamente, Daniele Rugani (23), que tras sumar 22 partidos de Serie A (2 goles) el pasado curso protagonizaría una operación cifrada en 40 M€.