La Juventus de Turín podría alterar los planes del conjunto hispalense para el mes de enero ya que, tal y como ha asegurado Giuseppe Marotta, ya han puesto en marcha las negociaciones: «Las relaciones con el Sevilla son óptimas, los contactos han comenzado». Estas declaraciones han sentado como un jarro de agua fría en el Sevilla ya que el presidente del club italiano ha confirmado las negociaciones para arrebatar a una pieza clave en el esquema de Jorge Sampaoli.

Esta situación se debe a que la llegada de Axel Witsel a la Vecchia Signora se ha vuelto a estancar ya que no se plantean hacer un gran desembolso por un futbolista que acaba contrato en junio: «La oferta no puede ser alta ya que su contrato finaliza en junio, es de un millón por cada mes restante más o menos; estamos en punto muerto»

Además, el presidente de la Juventus de Turín ha aclarado, en Tuttosport, cómo está la situación del resto de nombres vinculados con el club. Por ejemplo, el de Gianluigi Donnarumma: «Nos gusta fichar a jugadores jóvenes, pero no queremos generar problemas», aseguró Giuseppe Marotta.

El fichaje joven que sí tienen atado es el de Mattia Caldara, central del Atalanta: «Oficialmente no puedo hablar. Es un joven interesante que puede jugar con Rugani. Estamos en las etapas finales de la negociación y se cerrará en enero, pero su llegada a Turín podría retrasarse hasta junio de 2018»

Además, Giuseppe Marotta ha descartado algún tipo de interés por fichar a Julian Draxler: «No estamos interesados. Él rechazó a la Juventus hace dos años y nos produjo muchos problemas, si rechazas a la Juventus una vez...»