El guardameta aún no ha desvelado cuando tiene previsto colgar los guantes. Además, viene de protagonizar una temporada realmente sensacional e incluso formar parte de los candidatos de cara a alzarse con el próximo Balón de Oro. Sin embargo, esto no impide que la Juventus ya piense en el futuro y deshoje la margarita con el claro objetivo de relevar a Gianluigi Buffon bajo los palos.

De este modo, los planes por parte de la Vecchia Signora pasan por que sea el polaco Wojciech Szczesny el que se convierta en su heredero. Fichado el pasado verano desde el Arsenal, el guardameta cuenta con la confianza de todos los estamentos de la escuadra italiana. Sin embargo, tampoco se descartan otras opciones, si bien son tremendamente complicadas.

Esto es precisamente lo que destaca la información que podemos leer en las páginas de Tuttosport, fuente según la cual hasta tres nombres propios forman parte de la agenda que ahora baraja la dirección deportiva bianconera. El primero es el del francés Alphonse Areola, futbolista del Paris Saint Germain que no termina de ofrecer su mejor versión y genera ciertas dudas a Unai Emery. Los otros dos son los del esloveno Jan Olblak (Atlético de Madrid) y el belga Thibaut Courtois (Chelsea).