Que la Juventus trabaja en un buen número de cambios en su medular con vistas a la temporada que viene es un secreto a voces desde hace semanas. El cuadro bianconero quiere dar un impulso a su centro del campo ante las previsibles salidas de algunas de sus piezas, como son los casos de Claudio Marchisio o Sami Khedira. A estos casos hay que sumar las dudas que genera el futuro de un Miralem Pjanic cuyo nombre está en boca de todos y ha despertado el interés de distintos conjuntos de primer nivel como FC Barcelona o Real Madrid.

Con la incorporación de Emre Can ya cerrada a expensas únicamente de que se haga oficial, otras de las opciones en las que se está trabajando de forma paralela son las que tienen como protagonistas a Sergej Milinkovic-Savic y Golovin, internacional ruso que actualmente se encuentra en su país disputando el Mundial y cuyos derechos pertenecen al CSKA.

Especialmente significativo es el caso de este último, que en caso de aterrizar en el conjunto piamontés podría significar el adiós de dos piezas. Concretamente, y según podemos leer en CalcioMercato, se trata de Stefano Sturaro e Marko Pjaca, futbolistas por los que pretende lograr un total de 45 M€ (20 M€ en el caso del primero y 25 M€ en el segundo).

En lo que respecta a Sturaro, los equipos que se han posicionado en la carrera son Génova, Wolfsburgo, Leicester, Betis y el Shanghai Shenhua chino. En lo que al caso de Pjaca se refiere, los que se han puesto a la cola son Valencia, Lazio y Fiorentina. Asunto a seguir.