Hace un año por estas fechas, el AC Milan trabajaba para conseguir el fichaje de Krzystof Piatek que terminaría logrando en el mercado invernal. Su primera mitad de temporada con el Génova fue sensacional, siendo el mejor delantero de ese momento e Italia por delante de Cristiano Ronaldo.

Pagaron los rossoneri 36 M€ por un joven atacante capaz de hacerlos salir de la perpetua crisis en la que viven desde hace ya muchos años. Pero como ya saben, ni siquiera esa apuesta surtió efecto, de manera que ahora el polaco incluso se contagió de esa depresión constante que vive su club.

Apenas suma 3 goles en 12 partidos esta temporada, y como explica este sábado La Gazzetta dello Sport ya ha recibido un ultimátum. De manera que se exige para el goleador un rendimiento inmediato, y que vuelva a ser determinante de aquí a Navidades.

La paciencia se agota y ya se habla de una salida para él durante el mercado de invierno, a fin de que con esa marcha puedan los italianos tener margen para acometer otras incorporaciones.