El AC Milan sigue pendiente del mercado de fichajes que acaba de comenzar, de manera que como siempre todas las esperanzas están puestas en el verano. Porque ha pasado mucho tiempo desde que en 2011 el cuadro de San Siro lograra con Massimiliano Allegri al frente, su último Scudetto. De hecho fue este equipo el último en ganarlo antes de la tiránica racha de la Juventus de Turín que aún persiste.

Ahora se están gestando ya importantes cambios en el seno de la entidad lombarda. Leonardo fue el damnificado de la lucha interna con Ivan Gazidis, llegado desde el Arsenal, por el control de la parcela deportiva. Además Gennaro Gattuso no ha sobrevivido a la no clasificación del club para la siguiente edición de la Liga de Campeones. Jugará la Europa League, a menos que el TAS diga lo contrario porque hoy mismo la UEFA ha suspendido el expediente abierto al club lombardo a la espera de que el TAS se pronuncie al respecto.

Por eso el club gestionado por el fondo Eliott, se prepara ahora para un verano que debe ser clave en su futuro. Además de buscar un entrenador y director deportivo, deben estar atento al Fair-Play Financiero de la UEFA, que ya ha amagado con una sanción que podría dejar mucho más tocada a esta entidad de lo que ya está.

Reconstrucción

Pero, ¿cómo abordará el AC Milan todos estos escollos para renacer de las cenizas? Más que nunca, el proyecto del club se basa en un hombre: Ivan Gazidis. Desde su llegada a Lombardía con el puesto de director general, el ex líder del Arsenal sigue siendo la figura principal dl AC Milan. No ha dudado en expulsar a Leonardo y Gattuso en los últimos días. Después de estas fuertes decisiones, propuso el puesto de director técnico a una leyenda del club: Paolo Maldini. Según la información de La Gazzetta dello Sport, el ex defensor debe emitir su veredicto en las próximas horas y aceptar la propuesta. Además del esperado nombramiento de Maldini, el puesto de director deportivo sigue siendo un proyecto que cristaliza la atención de Gazidis. La pista que conduce a Zvonimir Boban tomaría cada vez más fuerza, pues es secretario general adjunto de la FIFA y le sobran contactos.

El 7 veces campeón de Europa (el siguiente al Real Madrid en el palmarés) tendrá que iniciar pronto sus maniobras para buscar nuevos refuerzos y comenzar por un entrenador, con Marco Giampaolo (Sampdoria) como favorito. Y por supuesto ser de nuevo una escuadra atractiva para grandes figuras que ayuden a relanzar el proyecto.