El último partido de la quinta jornada de la Serie A se saldó anoche con un nuevo varapalo para el AC Milan. Los rossoneri viajaron a Turín con la firme intención de olvidar la derrota ante el Inter de Milán del pasado fin de semana, pero acabaron siendo derrotados por un Torino que aprovechó la fase final del choque para remontar el tanto inicial de los lombardos.

En realidad, este marcador solo viene a confirmar lo que ya comenzaba a palpares, que el nuevo proyecto del cuadro milanista aún está lejos de resultar competitivo. Ni la llegada al banquillo de Marco Giampaolo ni el desembarco de futbolistas como Theo Hernández, Ante Rebic, Ismel Bennacer o Rafael Leao han resultado suficientes para relanzar a un equipo inmerso ya en una preocupante irregularidad desde hace varias campañas.

Como suele ocurrir en estos casos, los medios italianos han aprovechado la situación para especular con un posible cambio en el banquillo (se habla ya de Luciano Spalletti, Claudio Ranieri y hasta Rino Gattuso) y con el desembarco de nuevos jugadores que puedan dar otro impulso al plantel durante el aún lejano mercado invernal.

En estos últimos días, se ha señalado ya como posibles objetivos al colombiano Santiago Arias, el holandés Donyell Malen, el marfileño Serge Aurier o el español Dani Olmo. A ellos vuelven a sumarse hoy, según CalcioMercato.com, el versátil medio argentino Rodrigo de Paul (25 años, Udinese) y el mediapunta brasileño Taison (31, Shakhtar Donetsk). ¿A cuántos de ellos será finalmente capaz de reclutar?