Desde hace ya varias semanas, los medios que siguen la actualidad de la Juventus señalan al prometedor extremo Federico Chiesa como uno de los grandes anhelos del cuadro bianconero de cara al curso que viene. En las últimas horas, el diario Tuttosport ha vuelto a tirar del hilo y ha dado a conocer los movimientos que está llevando a cabo la entidad para hacerse con los servicios del jugador de la Fiorentina.

Según este rotativo, los juventinos no quieren abonar los 70 M€ que viene exigiendo el cuadro viola y por eso ya han presentado una oferta con una cantidad menor (unos 50 M€) en la que, a modo de compensación, se incluye el traspaso de un jugador que consideran podría resultar atractivo para los del Artemio Franchi, el también extremo Riccardo Orsolini (actualmente cedido en el Bolonia).

Asimismo, para convencer al futbolista y superar la competencia que vienen ejerciendo clubes de la talla de Inter de Milán o Bayern Múnich, la vecchia signora le ha propuesto al internacional azzurro un contrato de larga duración en el que figura un salario de nada menos que 5 M€ por temporada.

Chiesa, de apenas 21 años, accedió a la primera plantilla de la Fiore en la temporada 2016-2017 y desde entonces ha mantenido una extraordinaria progresión que le ha permitido acumular 111 partidos con el conjunto dirigido actualmente por Vincenzo Montella (22 goles y 21 asistencias).