El Inter de Milán, igual que hacen otros grandes clubes de Europa, quiere anticiparse a la explosión de las nuevas joyas del fútbol y por eso trata de reclutarlas desde Brasil. Y es que con los actuales precios en los que se mueve el mercado siempre parece más sencillo acometer pronto este tipo de fichajes.

El combinado lombardo mantiene por tanto una estrecha vigilancia sobre varias joyas, a las que sus técnicos, ojeadores y dirigentes consideran con un futuro prometedor. Una de ellas es Lincoln. Un atacante de apenas 18 años que ha comenzado a deslumbrar en el Flamengo, como lo hiciera Vinicius Junior.

Evidentemente en este tiempo han sido varios los equipos de primer nivel que lo han tentado, entre ellos también el AC Milan de la Serie A. Y por eso el conjunto nerazzurro quiere impedir que sus vecinos y otros rivales se adelanten, como bien explica una información de Goal.

Tenemos así que el combinado lombardo estaría pensando ofrecer el traspaso Gabigol para facilitar el desembarco en sus filas de esta joya, ya que el delantero de 23 años está cedido precisamente en el mismo club