La Juventus enfría su interés en André Gomes. Aunque durante las últimas semanas ha estudiado seriamente su fichaje, la directiva bianconera ha optado por echarse a un lado al conocer que el FC Barcelona pretende recuperar los 35 M€ que el pasado verano tuvo que abonar al Valencia para lograr su desembarco en el Camp Nou.

Al parecer, y según cuenta Mundo Deportivo, los turineses querían aprovechar el hecho de que el futbolista no ha logrado mostrar su mejor nivel desde que aterrizó en la Ciudad Condal para reclutarle a bajo coste, una posibilidad que el Barça ha rechazado por completo. Y es que, aunque asume que el rendimiento del luso está muy lejos de lo esperado, la directiva culé también cree que se trata de un jugador aún joven y con potencial que no puede ser vendido a cualquier precio.

Durante estas conversaciones que tenían como protagonista al ex del Valencia, los juventinos también habrían preguntado por otro integrante de la primera plantilla barcelonista, el carrilero derecho Aleix Vidal. Es más, tras constatar que el fichaje de Gomes podría resultar más caro de lo esperado, los dirigentes transalpìnos habrían frenado las negociaciones para dar prioridad a la contratación del zaguero.

Eso sí, su contratación tampoco se antoja ni sencilla ni barata. Es cierto que el combinado catalán ha reclutado a otro lateral derecho, el portugués Nelson Semedo, pero también que Ernesto Valverde quiere contar con dos jugadores por puesto y que, con Sergi Roberto ya consolidado como centrocampista, no parece que vaya a permitir su salida a menos de una semana para el cierre del mercado.