La vecchia signora ha mantenido la incógnita hasta el final del mercado, y nunca mejor dicho. El cuadro bianconero puede contar con dos caras nuevas en el frente ofensivo: Luca Toni, que aterrizó hace unas semanas, y Alessandro Matri, que ha llegado casi en el tiempo de descuento.

Este ariete llega procedente del Cagliari y lo hace en calidad de cedido aunque la entidad piamontesa se hará con sus servicios de manera definitiva el próximo verano. La Juventus de Turín abonará 15 M€ e incluirá en la operación a Lorenzo Ariaudo, de quien posee la mitad de los derechos.

Con estos dos fichajes, el combinado que dirige Luigi del Neri espera volver a ser una referencia en el Calcio, donde aspiran a reverdecer viejos laureles. Además, también quieren regresar a la máxima competición continental y volver a luchar para ser una referencia en Europa, al igual que en la década de los 90.