La noticia que se hacía eco de la renovación del contrato que vincula a Arjen Robben con el Bayern Múnich (ver artículo) le ha sentado especialmente mal a la Juventus. El cuadro bianconero soñaba con el fichaje del internacional holandés, pero el jugador ha esquivado la tentación italiana y ha decidido continuar su aventura en la Bundesliga.

Asumida la derrota, la directiva turinesa ha reactivado la pista que conduce hasta, según recoge la Gazzetta dello Sport, una opción mucho más factible: el uruguayo Gastón Ramírez (21 años).

Forjado en la cantera de Peñarol, el centrocampista fue fichado por el Bolonia durante el verano de 2010 (a cambio de 5,5 M€), y en apenas dos cursos ha sido capaz de acumular 58 partidos y 14 tantos, cifras que hablan, alto y claro, de su rápida adaptación al correoso fútbol italiano.

Si la contratación del charrúa se complica más de la cuenta, la vecchia signora no descarta lanzar sus redes sobre otro talento contrastado: el montenegrino Stevan Jovetic (Fiorentina).