Reforzar el eje de la medular. Ése es uno de los grandes objetivos que se ha marcado la Juventus de cara al presente mercado estival. Los bianconeri creen necesaria la llegada de un nuevo centrocampista con capacidad para participar en la creación de juego sin descuidar sus labores defensivas y han señalado al galo Steven N’Zonzi como uno de los candidatos más adecuados.

Eso sí, en el seno del club italiano asumen que la negociación con el Sevilla no resultará sencilla, motivo por el que han decidido mantener abiertas las conversaciones con, según cuenta CalcioMercato.it, otro par de futbolistas que también resultan del agrado de Massimiliano Allegri, el también francés Blaise Matuidi y el alemán Emre Can.

En ambos casos, se trata de fichajes mucho más asequibles, ya que el primero ha mostrado su evidente disposición a iniciar una nueva aventura lejos del París Saint-Germain, y el segundo aún sigue sin ampliar su actual contrato con el Liverpool (finaliza en junio de 2018), un dato que podría llevar a los reds a plantearse su venta para evitar su marcha a coste cero dentro de un año.

Aunque Matuidi es un futbolista mucho más curtido y completo, lo cierto es que la opción Can gusta mucho a la vecchia signora, ya que el ex del Bayern Múnich se ha mostrado capacitado para moverse en otras posiciones (ha jugado también como defensa central) y es bastante más joven (23 años por los 30 del francés).