Aaron Ramsey no será el único centrocampista que aterrice en la Juventus el próximo verano. Los bianconeri quieren dar un lavado de cara a la medular y ya tienen en mente la contratación de un segundo jugador que pueda mejorar las prestaciones de su parcela ancha.

Hasta no hace mucho, su gran objetivo era el galo Paul Pogba, pero tras el adiós de José Mourinho al Manchester United su salida del cuadro inglés se antoja ya sumamente complicada. Los turineses deseaban aprovechar el deseo del jugador de alejarse del técnico de Setúbal, pero tras la destitución de éste, su compromiso con la entidad de Old Trafford se ha visto reforzado.

Consciente de ello, la directiva ha decidido explorar la vía que conduce hasta el que es considerado como principal alternativa, el también francés Tanguy Ndombélé. El mediocentro, de 22 años, aterrizó en el Olympique de Lyon hace un par de veranos, procedente del Amiens, y desde entonces ha mantenido una constante progresión que no ha pasado desapercibida para la vecchia signora.

Aunque su tasación se encuentra lejos de la de su compatriota, lo cierto es que el fichaje del futbolista de Longjumeau tampoco resultará barato. De hecho, en Tuttosport se asegura ya hoy que para poder reclutarle, la Juve deberá poner sobre la mesa un mínimo de 60 M€.