La Juventus ya trabaja con la mente puesta en el curso 2016-2017. Aunque no descarta incorporar nuevos futbolistas durante el mercado invernal, la directiva también mantiene en su punto de mira a jugadores que podrían incorporarse a la plantilla al término de la presente temporada.

En este segundo grupo figura Federico Marchetti. El arquero acaba contrato el próximo 30 de junio y las conversaciones para ampliarlo se encuentran totalmente paralizadas, circunstancia que ha animado a la vecchia signora a pasar a la acción. Y es que, tal y como explica Tuttosport, incorporar a un portero de esta experiencia a coste cero es una oportunidad que los bianconeri no pueden dejar pasar.

Con una amplia trayectoria a sus espaldas, el que en su momento llegó a ser internacional italiano (11 partidos) se convertiría en el suplente del incombustible Gianluigi Buffon, rol que esta temporada ha recaído en el brasileño Neto. El ex de la Fiorentina ha asumido que desbancar a Supergigi es casi una misión imposible y que lo mejor para su carrera es valorar un futuro lejos de Turín, por lo que no sería extraño que aceptase un nuevo cambio de aires.