El partido que mañana mismo medirá a Bolonia y Juventus servirá para que, ente otras cosas, los técnicos y directivos de la vecchia signora vigilen las evoluciones de un futbolista que viene firmando un notable arranque de curso, el joven centrocampista italiano Riccardo Orsolini.

El jugador, de apenas 22 años, fue reclutado por la Juve en 2017, pero nunca llegó a debutar con el primer equipo. De hecho, el pasado verano, tras tres cesiones consecutivas, el transalpino fue traspasado de forma definitiva a un Bolonia que tuvo que abonar 15 M€ para hacerse con sus servicios.

Según cuenta Tuttosport, en el acuerdo entre los clubes, los turineses incluyeron una opción de recompra que les permite recuperar al futbolista tanto al final de la presente campaña como de la siguiente. En caso de hacerlo el próximo mes de junio, su coste se situará en 20 M€, y si deciden esperar un año más, dicho montante crecerá hasta los 30 M€.

Aunque todavía es pronto para saber qué ocurrirá el verano que viene, parece claro que una buena actuación de Orsolini en el partido de mañana contribuiría a alimentar las especulaciones sobre su posible regreso al club bianconero. En el presente curso, el de Ascoli Piceno acumula 8 partidos oficiales (2 goles y 3 asistencias).