La directiva de la Juventus trabaja con la vista puesta en el futuro. Tras hacerse durante los últimos tiempos con los servicios de jugadores tan contrastados como Cristiano Ronaldo, Emre Can, Leonardo Bonucci o Douglas Costa y encarrilar el fichaje de otro futbolista tan experimentado como Aaron Ramsey, la entidad centra ahora sus esfuerzos en el fichaje de jóvenes valores que puedan garantizar la buena salud de su equipo en el largo plazo.

Según cuenta Tuttosport, en la agenda que actualmente maneja su director deportivo, Fabio Paratici, despuntan los nombres de dos de los grandes talentos del fútbol italiano: el extremo Federico Chiesa (Fiorentina, 21 años) y el mediapunta Nicoló Zaniolo (AS Roma, 19).

Igualmente, la entidad turinesa también está trabajando con la firme intención de incorporar a sus filas a otro par de jugadores que destacan por su enorme talento y su considerable margen de progresión: el zaguero holandés Matthijs de Ligt (Ajax de Ámsterdam, 19 años) y el centrocampista transalpino Sandro Tonali (Brescia, 18).

A este cuarteto habría que sumar a Cristian Romero, zaguero del Génova que, además, podría ser el primero en dar el sí quiero a la vecchia signora. De acuerdo a la misma fuente, los juventinos están ya muy cerca de completar su contratación por unos 30 M€. El argentino, de 20 años, vendría ocupar el puesto de Mehdi Benatia, ya que a su actual sustituto, el uruguayo Martín Cáceres, se le considera un simple parche.