La Juventus se está moviendo con presteza en este mercado de fichajes. El cuadro bianconero trabaja a marchas forzadas a fin de cerrar la incorporación de un Matthijs de Ligt que daría un importante salto de nivel a la defensa y con el que se ha llegado a un acuerdo. Resta, de cualquier modo, por convencer a un Ajax que quiere lograr el mayor ingreso económico posible por la marcha de uno de los jugadores a los que considera claves.

Y si en algo se ha especializado la escuadra turinesa en los últimos años es en cerrar la llegada de piezas con la carta de libertad bajo el brazo. En este verano se han concretado los desembarcos tanto de galés Aaron Ramsey desde el Arsenal como de Adrien Rabiot, que después de estar vinculado con varios equipos de todo el panorama internacional acabó sumándose al proyecto bianconero.

Evidentemente, y con este reforzado centro del campo, los cambios producidos se traducirán en la salida de algunas piezas importantes. Claro ejemplo es la información publicada por Tuttosport, fuente según la cual dos jugadores están en la rampa de salida debido a los altos salarios que actualmente ingresan. El primero es el alemán Sami Khedira, exfutbolista que precisamente llegó gratis a Turín (en este caso desde el Real Madrid) y cuyo salario se eleva hasta los nada menos que 6 M€. A sus 32 años, el germano ha sido vinculado con distintos clubes de la MLS en los últimos meses.

Otro de los futbolistas que también prepara su salida y del que se hace eco la fuente antes citada es el francés Blaise Matuidi. Con una interesante oferta del Mónaco que le daría la oportunidad de regresar a la Ligue 1, el galo de 32 años gana alrededor de 4 M€ por temporada.