Pese a que se muestra intratable en la Serie A y con su victoria sobre la bocina en Ucrania tiene muchas opciones de cara a clasificarse para los octavos de final de la presente edición de la Liga de Campeones, el Inter de Milán continúa siguiendo muy de cerca el mercado de fichajes a fin de intentar reforzar la plantilla con la que cuenta José Mourinho el próximo invierno.

Así, según se viene destacando en los últimos días en la prensa del país de la bota, dos son los futbolistas que podrían desembarcar en el conjunto nerazzurro una vez se abra el mercado invernal en enero. El primero de ellos es el delantero macedonio Goran Pandev, que lleva sin jugar en la Lazio desde el pasado año debido a su intención de abandonar el club y que incluso ha acudido a los tribunales a fin de solicitar la rescisión de su contrato (el cual finaliza el próximo mes de junio).

El segundo es un viejo conocido. Concretamente, estamos hablando del central argentino de Vélez, Nicolás Otamendi, internacional con la Selección Argentina de la mano de Diego Maradona y por el que se han venido interesando Real Madrid y Atlético a lo largo de los últimos meses, pues son conscientes del tremendo potencial de la joya por la que el Inter ha puesto sobre la mesa 10 M€.