Mientras todos los ojos del mundo del fútbol están puestos hoy en Luka Modric y su más que probable nombramiento como Balón de Oro por parte de la publicación francesa France Football, en otros países también se reparten premios que se han convertido en habituales durante los últimos años.

Uno de los más controvertidos es el Bidone de Oro, el cual designa al peor jugador extranjero de la Serie A correspondiente a la temporada 2017-2018. De este modo en las próximas fechas se conocerá al que será relevo de un Gabigol por el que el Inter de Milán apostó de un modo importante y naufragó en su etapa en el Calcio.

Así, el AC Milan cuenta con dos candidatos en la lista de nominados a los premios de este año, si bien ninguno de los jugadores ahora defiende sus filas. Concretamente, se trata de Nikola Kalinic y André Silva, ahora en España con Atlético de Madrid y Sevilla. Otros de los candidatos son Aristoteles Romero (Crotone), Samuel Armenteros (Benevento, ahora en Portland Timbers), Dalbert (Inter de Milán), Danilo (Udinese), Grégoire Defrel (Roma, ahora en la Sampdoria), Mbaye Niang (Torino, ahora en el Rennes), Marko Pjaca (Fiorentina) y Patrik Schick (Roma).