Gianluigi Donnarumma dio, casualidades del destino, medio título de Serie A a la Juventus. El portero del AC Milan, salvador en el choque que enfrentó a AC Milan y Nápoles (0-0) con una espectacular parada en la recta final, ha sido clave para que la Vecchia Signora amplíe su ventaja con respecto a la escuadra celeste y deje encarrilado un nuevo Scudetto. Con el título en el bolsillo, a la espera de la final de Coppa ante el AC Milan, la escuadra bianconera ya piensa en el futuro.

Entre los grandes nombres propios a seguir y de los que se ha venido hablando largo y tendido desde hace varias semanas se encuentra el del internacional germano Emre Can, futbolista ahora lesionado. Con un contrato que le une con el Liverpool hasta el próximo 30 de junio, el futuro del futbolista alemán se encuentra más fuera que dentro de Anfield. Conscientes de esta situación, varios son los conjuntos que han venido llamando a su puerta con insistencia, casos de Bayern Múnich, Real Madrid o la propia Vecchia Signora.

Tal y como podemos leer hoy en las páginas de Tuttosport, hoy da comienzo una semana decisiva en la posibilidad de que sean los turineses los que finalmente logren llevarse el gato al agua. Y es que el futbolista tiene previsto anunciar de forma inminente su futuro y aceptar o no la oferta de la Juventus por las próximas cuatro temporadas a razón de 5 M€ por cada una de ellas.

Se mantienen también otros frentes abiertos en forma de posibles incorporaciones. Para los laterales Darmian (Manchester United) y Filipe Luis (Atlético de Madrid) continúan en escena mientras el francés del Manchester United Anthony Martial es una de las opciones que más gustan a Paratici y Marotta a fin de apuntalar el ataque.