La AS Roma tiene un proyecto más que interesante de la mano de Paulo Fonseca, si bien es cierto que resulta insuficiente para competir claramente con los 2 grandes colosos en la actualidad de la Serie A: Juventus de Turín e Inter de Milán. Es por ello que la escuadra de la capital transalpina está sondeando el mercado para reforzar su plantel durante los siguientes periodos de traspasos.

Un objetivo de la escuadra giallorossi sería, precisamente, un ex de la Juventus, que se encuentra en las filas del Everton. Se trata de Moise Kean, quien da la sensación de no terminar de encajar en la disposición táctica de Marco Alexandre Saraiva da Silva en Goodison Park. Sin duda, la tesitura del cuadro británico en la Premier League tampoco es la más idónea, al menos de momento.

Por tanto, según recoge Il Corriere dello Sport, los planes de la Roma serían alcanzar un acuerdo satisfactorio con el Everton a lo largo de los próximos meses, ya sea en invierno o verano. En principio, la finalidad es plantear una cesión con opción de compra, que estaría valorada en 22 M€. El club del Olímpico necesita reforzar su parcela ofensiva, una vez que parece decidido a romper el préstamo de Nikola Kalinić con el Atlético de Madrid.

Igualmente, siguiendo con lo publicado por el citado medio, hay un futbolista que está cumpliendo las expectativas generadas tras su aterrizaje en Roma. Henrikh Mkhitaryan, en calidad de cedido por el Arsenal, ha encajado como anillo al dedo en el plantel de Fonseca, por lo que los dirigentes del equipo italiano valorarán seriamente prolongar su vinculación (préstamo) al final del curso. Una decisión que dependerá de lo que suceda con el futuro de Unai Emery en el banquillo londinense.