La llegada de Cristiano Ronaldo a Turín ha supuesto un alto precio a pagar por las arcas de club, en una acción que implica directamente el cartel de venta en algunas de las piezas de la plantilla para hacer caja, tal y como sería el caso de jugadores como Gonzalo Higuaín, a quien se sitúa en la órbita del Chelsea. Otro de los grandes nombres que han sido situados como posible venta de los bianconeros es Miralem Pjanic, aunque esta opción no entraría en el plano de valoración de la ’Vecchia Signora’.

Si la llegada del ex futbolista del Real Madrid supone un paso adelante para el equipo italiano, quien a partir de ahora será considerado uno de los candidatos a levantar la UEFA Champions League de la próxima temporada, la salida del centrocampista bosnio implicaría todo lo contrario. La Juventus quiere rodear al luso de jugadores de nivel, y Pjanic es el futbolista más completo de la plantilla que dispone Massimiliano Allegri, siendo la tecla clave de su medular.

Por esto, la salida del jugador no está contemplada con proximidad a pesar de que tanto FC Barcelona, Real Madrid o PSG habrían mostrado interés en su fichaje. Para empezar, el club demandaría un justificable y elevado montante para dejar salir al mediocentro de 28 años y, en segundo lugar, porque su intención a corto plazo es renovarle, blindándole así de tentativas del resto de equipos y atándole al ambicioso proyecto que se está montando en Turín.

De hecho, y según apunta Sport Italia, la Juventus le plantearía una ampliación de contrato hasta 2022, un año más del actual, con un considerable aumento de su salario, que pasaría de los 4’5 M€ por temporada actuales hasta una cantidad que rondaría entre los 6-6’5 M€. Con esta iniciativa, los bianconeros tratarían de asegurar el futuro de un elemento fundamental en sus aspiraciones.