Duro palo el que sufrió el Nápoles el pasado jueves. Favorito para alcanzar la final de la Europa League, el cuadro italiano vio como el Dnipro se llevaba un empate a uno de San Paolo, por lo que la clasificación no está ni mucho menos asegurada. Así, Ucrania será testigo de un partido que además de ser clave en la competición, también lo será en el futuro del equipo napolitano.

Así lo destaca la información publicada por CalcioMercato, fuente según la cual el encuentro será vital para conocer qué sucederá con Gonzalo Higuaín (27 años). Llegado en verano de 2013 desde el Real Madrid a cambio de 40 M€, no es ningún secreto que el atacante argentino quiere jugar la Liga de Campeones y levantar la copa de la Europa League al cielo de Varsovia significaría la clasificación para la fase de grupos de la máxima competición continental del curso 2015-2016.

Es cierto que la tercera plaza de la Serie A no es un sueño imposible para el equipo de Rafa Benítez, aunque superar a la Lazio en la carrera únicamente permitiría jugar una fase previa en la que esta misma temporada se cayó ante el Athletic de Bilbao. De este modo, pese a que en caso de doblegar a los ucranianos, el Nápoles tendría el “más difícil todavía” con el Sevilla en la final, el partido de hoy se antoja crucial para seguir contando con su gran referente ofensivo (49 goles en 99 partidos desde su desembarco) el curso que viene.