Reforzar la parcela ofensiva. Ése es uno de los grandes objetivos que se ha marcado el Inter de Milán. Tras anunciar el desembarco del técnico italiano Antonio Conte, los nerazzurri han priorizado el fichaje de un jugador que pueda dotar de mayor mordiente a una escuadra que el curso que viene pretende competir con firmeza tanto en la Serie A como en la Champions League.

En estos momentos, el gran anhelo de la entidad italiana es el marfileño Nicolas Pépé, futbolista que este curso ha acumulado 23 goles y 12 asistencias en los 41 partidos oficiales que ha acumulado con la elástica del Lille. «Pepe es uno de los pocos jugadores que los líderes del club consideran indispensables», asegura hoy en el diario Gazzetta dello Sport.

Para poder hacerse con sus servicios, además de ofrecer una importante cantidad de dinero a su actual club, el combinado lombardo deberá superar la competencia de Manchester United y Liverpool, conjuntos que también se han interesado por su contratación en estas últimas semanas.

Mientras tanto, en España, el diario As indica que el Inter también tiene en su punto de mira a Maxi Gómez, poderoso atacante que ha cerrado el curso con unos números interesantes (13 tantos y 5 asistencias). Los transalpinos se sumarían a una puja en la que ya participan Valencia, FC Barcelona y Tottenham y que seguramente se moverá muy cerca de los 50 M€ fijados en la cláusula de rescisión del contrato que le vincula con el Celta de Vigo.