La Juventus de Turín está viviendo un último día de mercado bastante agitado, ya que ha dado salida a Sebastian Giovinco y ahora acaba de anunciar el regreso de Alessandro Matri. Este delantero de 30 años aterriza cedido desde el Génova, equipo con el que sumaba 7 goles en 17 partidos.

A sus 30 años este futbolista, que ya defendió los colores del cuadro bianconero durante tres campañas, regresa a la Vecchia Signora como solución de urgencia para la segunda parte de curso. Cuenta con mucha experiencia y conoce la casa, pero le será complicado tener minutos con Massimiliano Allegri.

La presencia de Carlos Tévez, Álvaro Morata y Fernando Llorente hace que lo tenga difícil para convencer al entrenador y poder lograr continuidad. Pero el italiano ha decidido aceptar el reto y defenderá los colores del campeón del Scudetto.