Carlo Ancelotti tiene, al fin, uno de los 2 deseos que pretendía el Nápoles durante el periodo veraniego de traspasos. Hirving Lozano ha hecho las maletas desde el PSV Eindhoven para fortalecer el conjunto partenopeo. Sin duda, un fichaje de garantías y quilates que aspira a poner fin a la hegemonía de la Juventus de Turín en la Serie A.

El ’Chucky’ ha demostrado con creces su talento y potencial en la Eredivisie, por lo que seguro que encaja a la perfección con Ancelotti. El míster italiano ha dado claras muestras a lo largo de toda su trayectoria de saber aprovechar al máximo de los ’peloteros’ que tiene a su disposición, por lo que se prevé que el mexicano, de 24 años, no sea una excepción.

Por tanto, el Nápoles afronta con ilusión y optimismo un nuevo curso. La llegada de Lozano representa una bocanada de aire fresco para dar su mejor versión en todos los títulos que estarán en juego durante la campaña 2019-2020. Los de Ancelotti llevan varios años siendo el segundo mejor equipo de Italia, justo por detrás de una Juventus que afronta un nuevo periplo con Maurizio Sarri en el banquillo.

En cuanto a la materia de posibles refuerzos, el Nápoles ansía el aterrizaje de James Rodríguez en San Paolo. Sin embargo, se antoja complicado con motivo de las dificultades a la hora de negociar con el Real Madrid. Da la sensación que ’Carletto’ se ha resignado por completo ante la misión casi imposible que supone el desembarcado del cafetero, pero estará más que satisfecho con la incorporación de Hirving Lozano.