Afronta ya Pep Guardiola su cuarta temporada al frente del Manchester City, con el que ha conquistado las dos últimas ediciones de la Premier League. De hecho el curso pasado lograban los citizens un histórico póker con todos los títulos que se juegan en Inglaterra y sin precedentes en la historia del fútbol inglés.

Las cosas no marchan igual este año donde el Liverpool parece intratable. Y pese a los sucesivos fiascos en Champions League no cabe duda de que el de Santpedor es uno de los entrenadores más cotizados del planeta. También el mejor pagado del mundo, y con contrato de momento hasta 2021.

Por eso sacarlo del Etihad Stadium se antoja ahora mismo una utopía, si bien no está descartado que sea él mismo quien decida más adelante un cambio de aires. Italia y Francia son las grandes ligas donde no ha entrenado aún y una vuelta a la Serie A que conoció como jugador nunca la ha descartado.

Es lo que, según Mundo Deportivo, espera un AC Milan que ve en este entrenador, y también en Marc Overmars como director deportivo (aunque recientemente renovaba hasta 2024 con el Ajax), los pilares de un futuro en el que anhelan que el equipo vuelva a ser competitivo. No obstante, venimos de un reciente aunque polémico cambio en el banquillo, con Stefano Pioli que debe comenzar a ganarse la confianza desde este mismo fin de semana.