En estos momentos no es una necesidad urgente, pero el Inter de Milán no descarta incorporar dentro de un tiempo no muy lejano, a un delantero joven que pueda asentarse como el heredero de Diego Milito. Por eso de vez en cuando aparecen nombres en la agenda de la entidad lombarda, como el de Raúl Bobadilla.

Se trata de un atacante argentino de 25 años que actualmente defiende los colores del Young Boys suizo, equipo con el que está rindiendo a un nivel altísimo esta campaña. Un buen ejemplo es que lleva nada menos que 5 goles en la Europa League este curso, un buen escaparate sin duda para promocionarse y poder dar el salto a un gran equipo.

Su contrato acaba en junio de 2014, de manera que el próximo verano será un futbolista que no tendrá un precio muy elevado. Y además no ha dudado en reconocer su predilección por el cuadro nerazzurro en declaraciones que recoge Sport Mediaset: «El Inter de Milán es un equipo que me fascina». Ahora solamente queda que Massimo Moratti se atreva a dar el paso.