Militar en un conjunto de la segunda división argentina, Instituto de Córdoba, no ha impedido que el joven Paulo Dybala (18 años) se convierta en protagonista de una reñida batalla que enreda a dos grandes potencias del fútbol europeo: Real Madrid e Inter de Milán (ver artículo).

Aunque su futuro aún dará para generar muchos rumores, el prometedor ariete argentino no esconde sus preferencias. «Desde que supe que el Inter estaba interesado en mí, siempre me he sentido muy cerca de ellos. Si tengo la oportunidad de jugar en el Inter, daría mi vida por esa camiseta. De lo contrario, me siento feliz en Instituto y comprometido con estos colores, pero el Inter es un sueño para mí», indicó el jugador en declaraciones recogidas por FCInterNews.it.

Delantero rápido y dinámico, Dybala no sólo destaca por su capacidad rematadora (acumula 9 goles en su estreno con la primera plantilla) y por su sensacional golpeo con pierna zurda, también lo hace por su visión de juego, cualidad que le habilita para jugar por banda o como segundo punta.