Protagonista de una temporada repleta de altibajos debido a los problemas físicos que lo han venido acompañando a lo largo de todo el curso (21 partidos disputados, 12 goles), el atacante brasileño Alexandre Pato se ha convertido en uno de los nombres de moda de cara al próximo mercado estival.

Así, a lo largo de los últimos meses, varios son los rumores que apuntan a un interés tanto de Chelsea (dispuesto a poner sobre la mesa de los rossoneros cerca de 50 M€ a fin de cerrar su contratación) como el Real Madrid, del que se llegó a hablar que estaba dispuesto a incluir a Karim Benzema en una presunta operación.

Se trata, sin embargo, de opciones que no tienen muchas opciones de concretarse, tal y como dejó claro el propio Adriano Galliani hace apenas un par de semanas, cuando afirmó a los cuatro vientos que el Milan no dejaría escapar a ninguna de sus estrellas, incluido el citado caso de Pato o los de Ronaldinho y Thiago Silva.

Ahora, según recoge TuttoMercato, es el propio futbolista el que no tiene la intención de abandonar Milán -ciudad donde se encuentra muy feliz- pese al inminente divorcio de su mujer Sthepany Brito y su adiós al próximo Mundial debido al rendimiento ofrecido en el conjunto que ahora dirige Leonardo.