Paulo Dybala jugará mañana ante el Atlético de Madrid en la International Champions Cup, pero es ahora mismo el gran quebradero de cabeza de la Juventus de Turín en el mercado, tras no poder colocarlo en la Premier League. La opción del Inter de Milán suena con fuerza para facilitar la llegada de Mauro Icardi.

El otro asunto que ocupa al cuadro bianconero es desprenderse igualmente de Mario Mandzukic, pretendido de vuelta en Alemania estos días. Son dos frentes importantes que tiene abiertos ahora mismo la vecchia signora en un mercado estival que afronta su último tramo.

Estas dos ventas, dependiendo de cómo se hicieran, podrían dar a los de Maurizio Sarri un buen margen para acometer otras operaciones en la recta final del mes de agosto. Y Tuttosport hasta se atreve a soñar este viernes con Paul Pogba, una vez que el Real Madrid parece retirado de la puja.

No obstante la situación es la misma que para los blancos: el mercado está cerrado para el Manchester United, que ya no puede ficharle un recambio de garantías. Así que por ahora todo son quimeras.